domingo, 26 de febrero de 2017

Crónica sobre una actividad deportiva.

Esta es mi crónica deportiva de la Edad Media.

 

El día 29 de enero del año 1458 se celebró el torneo de caballería en Pamplona.

Acudieron al nuevo terreno de juego más de 100 personas, por lo que la ciudad se vio muy enriquecida, porque se compraron alimentos para pasar la tarde bien, el clima ayudaba mucho a estar calentitos al sol, pero a la sombra también se estaba muy bien para los más calurosos.

El torneo lo formarían 4 equipos con 2 jinetes cada uno. El primero se hacía llamar “Los Herreros”, ya que lo fundaron personas que se dedicaban a fabricar espadas y ya se habían proclamado campeones de Tudela. El segundo era el de “Los Miserables”, el tercero tiene una historia un poco extraña se llamaban “Los Mercaderes”, los escogieron en el mercado ya que se habían puesto malos los jinetes, porque tomaron alimentos en mal estado, y por último y no menos importantes “Los Herrantes”, se llamaban así porque sus caballos llevaban 6 herraduras, una en cada pata y una en cada parte del lomo, eran muy supersticiosos afirmó el preparador de caballos.

Cuando el torneo empezó equipo de Los Mercaderes, fue descalificado por darle a sus caballos alimentos antes de empezar la carrera, y según las normas eso estaba prohibido.

Empezaron a cabalgar los caballos y el equipo de Los Herreros comenzó en cabeza y el juez más importante paró el juego porque no veía de acuerdo que dos equipos tuvieran casi el mismo nombre y así que también quedaron descalificados.

Y se proclamaron campeón el equipo de “Los Miserables”.

Carlos Martín Peral


No hay comentarios:

Publicar un comentario